5/11/16

CRÍTICA CINÉFILA | Doctor Strange (2016)


Título original: Doctor Strange Dirección: Scott Derrickson Producción: Kevin Feige Guion: Jon Spaiths Fotografía: Ben Davis Montaje: Sabrina Plisco País: Estados Unidos Año: 2016 Género: Acción, fantasía, aventura, súper héroes Duración: 116 minutos. Idioma: Inglés Distribución: Walt Disney Studios.

OPINIÓN


Marvel regresa de nuevo a las salas del cine, esta vez con Doctor Strange, su película más psicodélica.

La verdad es que no puedo decir que conozco a la perfección el personaje original de Stephen Strange, ya que lo poco que he leído de él ha sido por comics de Spiderman y Daredevil, sin embargo, su personaje llamó mucho mi atención desde el principio por su forma de ser. Precisamente, en esta película se habla del origen de Stephen y cómo se convirtió en un hechicero.

Stephen Strange es un exitoso neurocirujano millonario, egoísta, petulante y egocéntrico; que debido a un accidente automovilístico que afectó sus nervios, sus manos quedaron inválidas para realizar alguna cirugía. Por su obstinación, buscó la manera de curarse y eso lo llevó a Ancestral, que al principio se niega a curarlo, pero finalmente lo acepta como discípulo, y le enseña a controlar la magia y el ocultismo. Con esto, el universo de Marvel ahora se extiende a dimensiones paralelas y planos abstractos. 

Lo primero que debo alagar de esta cinta es el elenco, Benedict Cumberbatch se ganó mi total respeto y admiración como actor desde que vi The Imitation Game (2014), este actor, también conocido por interpretar a Sherlock Holmes en la serie del BBC, supo encarnar completamente al personaje del doctor, y expresar su fuerte y destacada manera de ser.

Tilda Swinton hace un gran trabajo como ancestral a pesar de que en los comics este personaje no es una mujer, pero esta actriz refleja de una manera muy natural su papel. Ya sé que en las películas el tiempo es muy reducido para meter tanta historia, pero ancestral es un personaje fascinante y hubiera sido interesante que le hubieran dado más profundidad e incluso relevancia en la película, ya que su pasado se toca de una manera muy superflua.

El villano, si bien es interpretado por un excelente actor, no representa un papel de gran magnitud en la trama, sí, cumple con su papel de villano pero ya está, y la verdad es que no es algo chocante, ya que al ser una película de origen, es bueno que no hayan saturado mucho la trama con una grandísima amenaza de maldad.

El resto de los personajes secundarios, están presentes para llenar de sentido a Stephen, más no porque sean indispensables para la historia.

La película maneja toques de humor que en algunos casos funciona, en otros está algo fuera de lugar, pero tiene ese toque que caracteriza a Marvel a pesar de ser una historia tan diferente a las que ya nos han presentado en su mundo cinematográfico.

Una de las cosas más impresionantes de esta película es el trabajo visual que tiene, al ser tan mística y psicodélica, nos presentan constantemente portales mágicos, batallas donde se desafían el espacio, el tiempo y la gravedad. Y es genial ver esas escenas donde las ciudades y los edificios se despliegan, se multiplican, se retuercen. En verdad, son imágenes muy bien logradas y por eso recomiendo que sea vista en tercera dimensión.

Doctor Strange es una película entretenida, divertida, con grandes logros a nivel visual y con un argumento simple pero que funciona para el caso, además deja grandes expectativas para las futuras cintas y proyectos de Marvel.  




3 comentarios:

  1. No puedo decir que no vaya a leerla pero tampoco me llama demasiado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchísimas ganas *.*

    ResponderEliminar