15/6/17

RESEÑA | Una corte de niebla y furia (Una corte de rosas y espinas #2), Sarah J. Maas

Crédito de la imagen: http://thesetrappedwords.tumblr.com/post/159792738559

SINOPSIS: Tras rescatar a su amado Tamlin de la malvada reina Amarantha, Feyre regresa a la Corte Primavera con los poderes de una Alta Fae. Pero no consigue olvidar los crímenes que debió cometer para salvar al pueblo de Tamlin... ni el perverso pacto que cerró con Rhysand, el Alto Lord de la temible Corte Noche. Mientras Feyre es arrastrada hacia el interior de la oscura red política y pasional de Rhysand, una guerra inminente acecha y un mal mucho más peligroso que cualquier reina amenaza con destruir todo lo que Feyre alguna vez intentó proteger. Ella deberá entonces enfrentarse a su pasado, aceptar sus nuevos dones y decidir su futuro.

OPINIÓN


Si no han leído el primer libro que es Una corte de rosas y espinas, no lean esta reseña porque podría haber spoilers de dicha primera parte.

Ahora sí, después de que Feyre rescatara a Tamlin, el Gran señor de la corte de primavera, de la malvada Amarantha, Feyre regresa a la corte ahora con los poderes de una Alta Fae, sin embargo, ella está muy lastimada y traumada por todo lo que pasó y por todos los crímenes que cometió para poder salvar al pueblo de Tamlin, además de que no se le olvida el pacto que hizo con Rhysand, el Alto Lord de la Corte de la Noche, que pactaba que ella debía ir con él una semana cada mes. Mientras se atiene a su trato con este, hay una guerra al borde de explotar en el mundo de estos seres feéricos que tendría grandes repercusiones en el mundo de los humanos.

Partamos del hecho crucial de que este libro pasa como si el primero nunca hubiera ocurrido, sí, se destruyó a Amarantha, ¿y?, de lo único que sirvió la primera parte fue para que el trato entre Feyre y Rhysand se ejecutara.

Feyre es IN-SO-POR-TA-BLE en todo el sentido de la palabra, en el primer libro la toleré pero en este quería asesinarla, ¿por qué tienen que haber tantas protagonistas tan insulsas y fastidiosas?, no lo entiendo. A ver niña, que no sabes utilizar tus poderes y si te vas con Tamlin a la guerra lo único que vas a hacer es estorbar y distraerlo a él de las cosas importantes. Pero claro, ella es la protagonista, ella siente que debe estar y saberlo todo, PORQUE ES LA PROTAGONISTA, no sabe nada sobre los conflictos de esa tierra, ni siquiera sabe nada sobre sus nuevos poderes feéricos, pero QUIERE IRSE A PELEAR LA GUERRA. No, no, te calmás. Entonces, Tamlin le dice que se quede en la casa, que ahí va a estar segura y entonces Feyre tiene la revelación de que su futuro esposo es un machista, misógino, que no la deja salir de la mansión y la quiere tener encerrada sabiendo que afuera está expuesta a todo tipo de peligro y Tamlin quiere protegerla.

 wtf confused huh jenna marbles what the fuck GIF

A ver, que no digo que Tamlin me súper encante, porque no, me parece un personaje aburrido hasta más no poder, pero la autora lo hace ver como lo peorcito de la historia, para darle entrada al ship Feyre-Rhysand, ¿por qué hace eso?, es cero necesario arruinar un personaje (y de la peor manera porque es completamente injustificado), para que la protagonista empiece a querer a otro.

Pero volviendo un poco en la historia, nuestra no tan amada prota no quiere casarse ahora con Tamlin pero cuando están a punto de hacerlo llega mágicamente Rhysand a llevársela por el trato que hicieron, y para el alivio de ella, y la desgracia, se va con él. Rhysand es un personaje que me dejó muy intrigada en el primer libro y quería saber más de él, pero la autora también lo arruinó en esta segunda parte. ¿POR QUÉ?, ¿POR QUÉ?


Entonces en estas semanas en las que Feyre vive con Rhysand, se desenamora en un dos por tres de… Tamlin who?, ¿no se supone que lo daría todo por él?, pues no, le daba cien por ciento igual lo que pasara con él, pero es que tiene al gran Alto Lord de la corte de la noche en frente, sí, sí, el mismo que era la bitch de Amarantha en el primer libro y le daba miedo a Feyre por lo malvado que era, pero es que esperen… todo tiene una explicación, tenemos que amar a Rhysand al igual que la protagonista, entonces obviamente hay una justificación para sus actos, y es que resulta que Rhysand es en realidad un ángel caído del cielo y no mata una mosca, todo lo que hizo lo hizo por salvar su pueblo, obviamente, porque cuando quieren meternos un personaje por los ojos, tienen que ser personajes perfectos, PER-FEC-TOS. Pobre Rhysand, ha sufrido tanto, debemos amarlo como Feyre lo ama, porque es PER-FE-CTO, ¿ya dije perfecto?

A ver que yo dije que Rhysand me había gusto en el primer libro bastante, porque de verdad me parecía un personaje oscuro e interesante, ¿por qué le da miedo a la autora desarrollar este tipo de personajes?, no porque un personaje tenga de verdad esta esencia quiera decir que los lectores lo odiemos, no si se sabe desarrollar, algo que Sarah J. Mass no sabe hacer. Y es que además la relación amorosa entre Feyre y Rhysand me pareció terriblemente forzada, para nada natural, aparte de que ohmygod, Rhysnd estuvo enamorado de Feyre todo el tiempo desde el primer momento, ¡qué sorpresa!


También están los amigos de Rhysand, Cassian, Azriel, Amren y Mor, que también son perfectas almas bondadosas y unos guerreros singulares y espectaculares, y que me hicieron dormir a más no poder.

Ya de ahí el resto de cosas son puro relleno de cosas equis que son cero relevantes para la historia, con el supuesto asunto de la guerra, nada pasa hasta el final y lo que en realidad pasa es una excusa para darle más drama a todo el dilema Rhysand-Feyre-Tamlin. La narrativa es absurdamente aburrida, el primer libro fue como, “bah, está bien, no es muy original pero me entretuvo bastante”, pero de este no puedo rescatar eso, fue muy aburrido, no veía la hora de acabarlo y aún no estoy segura de leer o no el tercero, tal vez sí, pero no por ahora ni por un largo periodo de tiempo.

Lo que sí me ha encantado ya independientemente de esta historia son los fan-arts que crean los fans, he reblogueado un montón en tumblr porque son preciosos y qué talentosa es la gente que los hace.


Estoy planteandome el hecho de no empezar más sagas juveniles porque ya no las disfruto tanto como antes y sinceramente todas me parece a copias de otras, soy muy fan por ejemplo de la saga de Cazadores de Sombras pero en realidad es porque la empecé siendo muchísimo más niña y ya me he encariñado con los personajes, con el estilo de la autora y la seguiré hasta el tiempo que sea, pero en este punto de mi vida ya no encuentro sagas juveniles que me satisfagan como en otros tiempos. Así que me iré en definitiva más por lo autoconclusivo. 

Bueno, ya sé que a muchaaas personas les encanta este libro y esta saga y eso está bien pero personalmente no me dejó absolutamente nada, pero a los que sí, ojalá puedan seguir disfrutando los otros cuatro libros que se vienen porque creo que serán seis, fiu, Dios me libre.



2 comentarios:

  1. Ugh y yo recién comenzaré a leer esta nueva saga XD
    Desde que leí los dos primeros libros de Throne of Glass, e di por vencida con la autora, (y eso que no he terminado de leerla) por el hecho de que no me gusta como manera el romance en sus libros, y destruye a otros, por lo cual hizo lo mismo en este mismo libro, ño sé, le tengo esperanza. Esta vez vendo preparada con el hecho de que no debo shippear la primer pareja, pero detesto que los autores hagan eso, hacer una especie de triangulo amoroso y destruir algún personaje en intento.

    ResponderEliminar
  2. Creo que es la primera reseña negativa que veo de este libro, y aunque el primero me encantó y seguramente el segundo también, me alegra ver que no todos tenemos los mismos gustos :)

    ResponderEliminar