RESEÑA | En el corazón del bosque, Emily Murdoch.

(No es mia)

SINOPSIS: «Mi hermana no habla mucho. Solo conmigo, en susurros y si estamos solas, que es casi siempre. Yo cuido de ella desde que mi madre nos escondió en este bosque perdido, sin luz y sin agua corriente. Porque mi padre, al que casi no recuerdo, no es buena persona.» En lo más profundo del bosque, cerca del río, donde no llega ningún camino, está la caravana destartalada donde malviven Carey y Janessa. Las dos niñas se las apañan cazando pequeños animales, comiendo judías enlatadas y dándose calor la una a la otra durante las frías noches. Carey cuida de Nessa como una madre, sobre todo desde que su verdadera madre decidió ausentarse durante largos periodos de tiempo.Un día reciben la visita de una mujer que afirma ser de los servicios sociales y un hombre al que Carey recuerda como a su padre, el mismo hombre que —o eso se encargó su madre de contarles— las maltrataba y las obligó a huir muy lejos, donde nunca pudiera dar con ellas. Su padre ha venido para llevarlas a un mundo distinto, un mundo en el que hay otros jóvenes de su edad, donde hay escuelas y ropa limpia, y en el que las familias protegen a sus hijos. Carey deberá enfrentarse a la verdad de por qué su madre las secuestró y al recuerdo de un oscuro pasado lleno de preguntas.

OPINIÓN

"La felicidad es gratis, dice mamá, como las estrellas brillantes, como los brazos marchitos que los árboles se arrancan para alimentar nuestra hoguera, como las gotas de lluvia sobre la piel y las lenguaradas con las que el viento riza las hojas de nogal antes de acariciarnos las orejas."
Hoy puedo decir con gran satisfacción que un libro de drama contemporáneo ha logrado suscitar mis emociones luego de mucho tiempo.

Existen muchos libros que son muy buenos sin necesidad de dar un montón de reflexiones o de tramas dentro de las tramas y mucho drama sin sentido. Este es el caso de El Corazón del Bosque de Emily Murdoch, es un libro sencillo pero con una historia, que sin ser agobiante, logra ser muy conmovedora.

Carey es una jovencita que ha vivido en el bosque durante diez años, por lo tanto está acostumbrada al ambiente en que vive, a la comida cazada con la que sobrevive, a estar congelada durante el invierno y a ser quien proteja y crie a su hermana pequeña Jennesa. Su madre es una enferma adicta a la metanfetamina y no es raro que desaparezca por días e incluso meses dejándolas a su hermana y a ella en la deriva con pocos suministros de comida para sobrevivir. Varias semanas después de que su madre desapareciera por última vez, una mujer y un hombre llegan al bosque a la caravana donde viven, Carey reconoce al hombre, que es su padre, y que es quien su madre decía era el hombre del que se escondían en el bosque, ambos llevan una carta en la mano escrita por su madre dando la ubicación de las niñas y diciendo que se hagan cargo de ellas, así Carey y Jenessa deben volver a la civilización y adoptar una nueva vida llena de cambios con una nueva familia mientras su hermana y ella esconden un secreto compartido de su vida en el bosque que las agobia.
"Las cosas buenas les pasan a quienes están abiertos a que les pasen. Lo único que tienes que hacer es correr el riesgo."
Desde hace un tiempo me ha dado miedo empezar un libro contemporáneo de este tipo dramático, porque he leído tantos que ya los que leo me parecen copias de otros, además los libros de misterio contemporáneo suelen estar cargados de muchos clichés y aspectos tópicos que ya me cansan demasiado. Sin embargo, esta historia es muy diferente y tiene una esencia muy única que logró engancharme de una hasta que lo terminé en un abrir y cerrar los ojos.

Carey es un personaje demasiado entrañable, me conmovió mucho la manera como siempre intentaba proteger a su hermanita y me creí por completo a su personaje, amé la fortaleza de esta niña y como asumió todo lo que pasaba a lo largo del desarrollo de la historia.  A Jenessa también la aprecié un montón, es una niña tierna y cariñosa, y me gustó su papel dentro del libro cuando escondía tanto misterio a su alrededor.
"Ha habido muchos momentos en los que nos hemos dado de bruces con la realidad, luchando por comprenderla y dotarla de sentido. Pero no pasa eso con las luces. Las luces son mágicas."
La nueva familia:  el papá de Carey es lo máximo, no saben cuan bien me cayó este personaje y como me gustó la conexión que cada vez más iba teniendo con las niñas, más que todo con Jenessa y aún más sabiendo que él no era el papá de la más pequeña de las hermanas. Tenía miedo de que la madrastra fuera la típica bruja sacada de Cenicienta, así que cuando me encontré con este personaje tan cariñoso y comprensible me quitó mucho el cargo de encima tras todo lo que pasaba con las niñas (¿VEN?, NO ES NECESARIO MÁS DRAMA DEL NECESARIO PARA HACER UN BUEN LIBRO. ABBI GLINES, TOMA NOTA), aunque como no todo es perfecto, sí contamos con una hermanastra en un papel un poco mean girl y ella sí creo que estuvo un poco de más en la historia y es el personaje más tópico que nos encontramos aquí.

Hay algo que sí me dejó un poquito desconcertada y fue la facilidad con la que Carey se adaptó en la escuela, sí es verdad que la autora expresó el miedo que Carey tenía y todo eso, pero me pareció poco creíble que luego de tan poco tiempo ya pudiera sostener una conversación tan bien con otras personas, o sea, lleva diez años en el bosque, solo socializando con una hermana que no habla porque no quiere hacerlo y llega a la vida y habla de lo más normal con otros, siento que eso no me cuadra, pero lo perdono porque la historia es muy bella.  
"-Desarroyamos apego por aquello que nos es familiar. Encontramos la belleza aun en la ausencia de ella. Eso es humano. Sacamos siempre lo mejor de lo que se nos es dado- [...]-. Es mejor enfrentarse a los miedos y crear una nueva vida normal en lugar de quedarse esperando sin hacer nada, preocupándose por esos miedos."
Según tengo entendido, Emily Murdoch escribe también poesía y es muy notable en las descripciones que hace, que son es muy suaves y bonitas, da mucho gusto leerlas, y cuenta con un hilo conductor de la historia muy cuidadoso.

El final, aunque me parece justo, no me dejó completamente satisfecha, siento que la autora dejó algunas preguntas sin respuestas y sin mencionar que fue algo predecible o por lo menos para mí, pero eso no quita lo maravillosa que es esta historia.

Es un libro realmente muy corto, son solo 256 páginas que se leen de un tirón, la historia es hermosa y cuenta con rasgos de misterio muy interesantes. Realmente se los recomiendo bastante y ojalá puedan darle una oportunidad a esta pequeña, pero sustanciosa novela. 



4 Comentarios

  1. ¡Hola! No sé por qué, pero mientras leía la reseña me acordé de la película "Mamá". Creo que fue porque en esa película habían dos pequeñas que vivían en el bosque.
    Gracias por la reseña, me pareció de lo más interesante y sin duda me lo anoto.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto la película, pero la anotaré para verla después, saludos!

      Eliminar
  2. No es un libro que tenga pensado leer por ahora pero parece bastante interesante. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    A mí también me recordó a Mamá, supongo que por las dos niñas medio salvajes que se tienen que acostumbrar a la civilización.
    A pesar de lo bien que hablas de él, de momento no me apetecen este tipo de lecturas, pero no lo descarto para más adelante.
    Un reseña muy completa =)
    Un besote!

    ResponderEliminar